La dieta mediterránea es buena para el embarazo

embarazoCuando una mujer está embarazada, debe cuidar lo que come. Tanto el defecto como el exceso de calorías y grasas perjudican el desarrollo del bebé, y las dietas saludables y ricas en vegetales como la mediterránea son muy recomendables para garantizar la salud del feto, según confirma un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Complutense.

Los hijos de mujeres que comen poco durante la gestación crecen menos, ya que se reduce el aporte de glucosa a los tejidos para garantizar que el cerebro se desarrolle correctamente. Estos efectos de una dieta deficitaria están bien estudiados, pero no ocurre así con las consecuencias de la ingesta excesiva de calorías. El nuevo trabajo, que se publica en la revista European Journal of Clinical Nutrition, indica que, cuando las embarazadas llevan una dieta adecuada, sus hijos pesan al nacer entre 3,3 y 3,5 kilogramos, lo que se considera un tamaño normal. "No obstante, más de la mitad de las mujeres consumen dietas de baja calidad que aportan muchos productos de origen animal ricos en grasas saturadas y pocos hidratos de carbono procedentes de verduras o legumbres. Además, más de la tercera parte sigue un patrón lejano al de la dieta mediterránea", ha explicado a SINC Francisco Sánchez-Muñiz, uno de los investigadores.

El exceso de grasas saturadas influye sobre el desarrollo del páncreas y las concentraciones de insulina y glucosa del niño, que puede nacer con un perfil diabetogénico. "Es importante concienciar a las madres de la importancia de comer bien durante la gestación, con dietas equilibradas de tipo mediterráneo", ha afirmado Sánchez-Muñiz. "También urge continuar los estudios en esta misma población para conocer cómo evolucionarán en el tiempo los niños y así evitar o, al menos paliar, el desarrollo de estas enfermedades de alta prevalencia en nuestra sociedad".

 

Etiquetas: dieta mediterráneaembarazo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS