La comida basura hace sacar malas notas

De sobra es conocido el vínculo entre comida basura y obesidad infantil, pero ahora un estudio realizado en la Universidad del Estado de Ohio apunta a que también afecta al rendimiento escolar. Como ha explicado la directora de la investigación, Kelly Purtell, los investigadores han descontado otros factores que pueden coincidir con una dieta de mala calidad –pasar demasiadas horas delante de la televisión, la situación socioeconómica de la familia, la falta de ejercicio físico o diversas circunstancias del colegio y el vecindario–, pero el resultado sigue siendo concluyente.

 

En concreto, tras hacer un seguimiento a 11.740 estudiantes de todo Estados Unidos, observaron que los niños que consumían habitualmente comida basura en quinto de primaria –con diez u once años–, tres cursos después sacaban unas notas en lectura, matemáticas y ciencias un 20% peores que sus compañeros mejor alimentados. Además, al analizar los datos, los expertos descubrieron que los alumnos que incluían moderadamente la comida rápida en su dieta –entre una y tres veces a la semana– solo flojeaban con respecto a los niños que no la probaban en una materia: las matemáticas.

 

La posible explicación es que ese tipo de alimentación es pobre en nutrientes como el hierro, que ayuda al desarrollo cognitivo, e incorpora demasiadas grasas y azúcar, las cuales afectan negativamente a la memoria y la facultad de aprendizaje.

Etiquetas: comida basurainteligencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS