La coenzima Q10 reduce la mortalidad a la mitad

La coenzima Q10 reduce la mortalidad por cualquier causa a la mitad, según los resultados de un ensayo aleatorio doble ciego multicéntrico presentado en el Congreso sobre Insuficiencia Cardíaca 2013 en Lisboa (Portugal), que organiza la Sociedad Europea de Cardiología. Su efecto es tan pronunciado que se debería añadir inmediatamente al tratamiento estándar, tal y como ha sugerido el autor principal del estudio, el danés Svend Aage Mortensen.

La coenzima Q10 (CoQ10) se produce de manera natural en el cuerpo y es esencial para la supervivencia. Funciona como un transportador de electrones en la mitocondria -la central energética de las células-, para producir energía. Además, se trata de un poderoso antioxidante, es más, el único antioxidante que el cuerpo humano sintetiza por sí mismo.

Los niveles de CoQ10 se ven mermados en el músculo cardiaco de los pacientes con insuficiencia cardiaca, siendo el déficit de esta molécula cada vez más pronunciado a medida que la enfermedad se agrava. Las estatinas se usan para tratar a muchos pacientes con insuficiencia cardiaca porque bloquean la síntesis del colesterol, pero estos medicamentos también inhiben la síntesis de CoQ10. Hasta ahora, varios ensayos controlados doble ciego habían demostrado que administrar CoQ10 mejora los síntomas, la capacidad funcional y la calidad de vida en pacientes con insuficiencia cardiaca sin que se produzcan efectos secundarios. Pero ninguno se había centrado en sus efectos sobre la supervivencia.

Menos probabilidad de morir


El estudio Q-SYMBIO escogió a 420 pacientes de nueve países de distintos continentes que sufrían insuficiencia cardiaca grave y les asignó al azar bien CoQ10 o bien un placebo. Un seguimiento durante dos años reveló que la CoQ10 reducía a la mitad el riesgo de enfermedad cerebrovascular (ECV), además de disminuir a la mitad las probabilidades de morir por todas las causas. Así, en el grupo que consumió CoQ10 fallecieron 18 pacientes (9 por ciento), en comparación con 36 enfermos (17 por ciento) en el grupo placebo. Los individuos tratados con CoQ10 tuvieron una mortalidad cardiovascular significativamente menor y menor incidencia de hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca.

Mortensen asegura que, mientras otros medicamentos usados para combatir la insuficiencia cardiaca bloquean en lugar de mejorar los procesos celulares y pueden tener efectos secundarios, "tomar suplementos con coenzima Q10, que es una sustancia natural y segura, corrige una deficiencia en el cuerpo y bloquea el ciclo vicioso metabólico en la insuficiencia cardiaca crónica llamado corazón hambriento de energía".

CoQ10 está presente en los alimentos, incluyendo la carne roja, las plantas y los peces, pero los niveles no son suficientes para tener un impacto en la insuficiencia cardiaca. CoQ10 también se vende sin receta médica como un suplemento alimenticio pero, tal y como advierte Mortensen, "los complementos alimenticios pueden influir en el efecto de otros medicamentos como los anticoagulantes y los pacientes deben consultar a su médico antes de tomarlos".

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS