La almohada antirronquidos

Pocas bromas con los ronquidos. Aunque suelen ser motivo de caricatura para mofarse de las desavenencias conyugales, pueden alterar gravemente el descanso nocturno, tanto de quien emite el desagradable sonido como a quien le toca sufrirlo a su lado.

 

La nueva almohada inteligente Sissel Silencium promete acabar de raíz con la tortura mediante un ingenioso mecanismo. Cuando sus micrófonos captan el ruido, se inflan las cámaras de aire que incorpora este dispositivo en el interior (a la izquierda, su estructura). Movimientos de tanteo. Al girar hacia un lado la cabeza del roncador, aumenta la distancia entre la lengua y la garganta y desobstruye su vía respiratoria superior, causa del problema. Si no surte efecto la primera vez, la almohada irá probando nuevas posturas delicadamente –arriba y abajo, hacia la izquierda y la derecha– hasta recuperar el reparador silencio.

 

Según las pruebas realizadas en varios países en 2012, Sissel Silencium erradica los ronquidos el 70 % de las veces, con una reducción máxima del 95 %. Otro estudio clínico independiente, llevado a cabo por la Unidad del Sueño del Departamento de Neurología y Fisiología del Hospital Lindenbrunn, en Coppenbrügge (Alemania), avala la eficacia de este tipo de sistemas neumáticos.

 

 

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS