La alimentación de la madre afecta al estrés del futuro hijo

estrs-posvacacional¿Por qué unas personas se estresan con más facilidad que otras? Una de las múltiples explicaciones podría estar en el tipo de alimentación que siguieron sus madres durante el embarazo. Una investigación publicada en The FASEB Journal revela que las mujeres embarazadas que ingieren más colina de la recomendada tienen hijos que responden mejor al estrés.

La colina es un nutriente esencial que se encuentra en los complejos de vitamina B y es muy abundante en alimentos como los huevos y el hígado. Esta molécula es la precursora del neurotransmisor acetilcolina, que está involucrado en muchas funciones clave para el organismo. Según el nuevo estudio, la ingesta de este nutriente es especialmente importante durante el embarazo debido, entre otras cosas, a que puede determinar que el futuro hijo sufra de uno de los males más característicos del siglo XX.

Los autores, de la Universidad de Cornell (Nueva York), analizaron los niveles de cortisol presentes en la sangre, placenta y tejido umbilical, en madres que consumían 480 miligramos de colina diarios, que es la cantidad recomendada, y en mujeres que consumían 930 miligramos. Los resultados revelaron que el consumo elevado de colina provoca cambios epigenéticos que reducen los niveles de cortisol. Esta hormona es importante ya que provoca la respuesta al estrés, pero una elevada producción de la misma puede llegar a producir problemas como el estrés crónico y enfermedades cardiovasculares.
"Esperamos que nuestro trabajo ayude a determinar las cantidades recomendables de colina que se deben consumir durante el embarazo, que garanticen el desarrollo óptimo del feto y reduzcan el riesgo de enfermedades relacionadas con el estrés durante toda la vida del niño", ha explica Marie A. Caudil, una de las autoras.

 

Etiquetas: embarazoestréssalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS