¿Por qué los skaters no pierden el monopatín al saltar?

Los patinadores de skateboard llaman ollies a los diferentes saltos y piruetas que realizan con sus tablas. Para entender por qué estos deportistas mantienen su monopatín pegado a los pies, lo mejor es poner un ejemplo. Supongamos que quieren saltar sobre un listón situado a una determinada altura sobre el suelo. Para ello, después de coger carrerilla, el patinador coloca, casi transversalmente, un pie en la parte trasera del patín, y luego el otro en la zona media o delantera del mismo. Cuando cree haber alcanzado ya la velocidad idónea para efectuar la pirueta, flexiona ligeramente las rodillas y se eleva hacia arriba apoyándose con fuerza sobre el pie colocado transversalmente detrás. Esto provoca que la parte trasera del monopatín golpee en el suelo y salga disparado hacia arriba, ya que en ese instante sobre el patín no hay peso alguno, pues el deportista ha saltado ya y se encuentra en el aire.

Al mismo tiempo, el pie situado delante hace las veces de timón, nivelando el patín e impidiendo que se eleve por encima del cuerpo. El secreto para efectuar correctamente las piruetas radica en simultanear el golpe a la tabla con el salto, de tal forma que aquélla no encuentre en su ascenso el peso del cuerpo del deportista. De esta manera y cuando se domina la técnica, se llegan a realizar ejercicios tan espectaculares como inimaginables.



Continúa leyendo

COMENTARIOS