¿Por qué al portero se le llama cancerbero?

En el mundo del fútbol se ha elegido esta palabra, cancerbero, para designar a aquel jugador que guarda lo más preciado del campo: la portería.

La palabra proviene de la mitología griega. A las puertas de Hades, el infierno, vivía una fiera monstruosa. Se llamaba Kérberos en Grecia y Cerbero en Roma y tenía tres cabezas y una cola formada con una serpiente. El lomo se cubría con infinidad de cabezas de serpientes. Esta horrible criatura era hija de Tifón y de Equidna y se decía que su mordedura era terrible. Cerbero acariciaba con su cabeza a quienes entraban en los infiernos, pero luego no les dejaba salir y, siempre al acecho, devoraba a quienes pretendían flanquear las puertas del Hades. También ahuyentaba a los vivos que que-rían adentrarse en el mundo de las tinieblas. Es implacable, aunque algunos han conseguido evitar sus mordeduras, como Orfeo, que le durmió con su lira cuando fue a rescatar a su esposa Eurídice.

Por tanto, el perro guardián es el Can Cerbero, que ha servido para denominar así al portero de fútbol. En Sudamérica también se les denomina arqueros porque a la portería se la llama arco.

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

COMENTARIOS