Inteligencia y práctica, claves para el ajedrez

En estos días hemos visto como Magnus Carlsen, un joven noruego de tan solo 24 años, se ha convertido en el campeón mundial de ajedrez al vencer al pentacampeón indio Viswanathan Anand en un duelo de titanes tenso hasta el final. Anand equivocó una jugada y Carlsen no tuvo piedad al aprovechar su error, algo que le ha hecho ganar la nada despreciable cantidad de 600.000 euros.

 

Algunas preguntas se nos vienen a la cabeza después de conocer esta noticia: ¿Cómo llega uno a ser campeón de ajedrez? ¿Hay que ser muy inteligente para jugar bien al ajedrez? Los estudios no han encontrado habitualmente una relación entre el cociente de inteligencia y la habilidad en el juego en los expertos en ajedrez.

 

Sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista Intelligence (2014) parece haber hallado novedades en cuanto a la influencia de la inteligencia y la motivación sobre el rendimiento en el juego de ajedrez en principiantes.

 

En el estudio, realizado por Anique B. H. de Bruin y sus colaboradores, se pidió a niños que realizaban su primer curso de ajedrez que completaran todos los días un informe sobre la cantidad de práctica que habían dedicado al juego y su grado de disfrute con el curso. Por otra parte, los investigadores evaluaron la motivación y la inteligencia de los niños con cuestionarios estándar.

 

Los análisis estadísticos mostraron que la inteligencia y la práctica predecían de forma independiente un mejor rendimiento en el juego de ajedrez al final del curso. Esto quiere decir que los niños más inteligentes y los que practicaban más llegaban a jugar mejor al final del curso para principiantes. Además, encontraron que la motivación estaba relacionada indirectamente con el rendimiento a través de la práctica, en el sentido de que cuanto mayor era la motivación, más se practicaba y de alguna forma esto podría afectar también al rendimiento final en el juego.

 

Más allá de las variables que favorezcan al juego, está claro que el ajedrez es uno de esos buenos juegos para mantener la mente activa y eso siempre se agradece.

 


Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: cerebrointeligenciasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS