¿No más calvos?

calvicieCientíficos de la Universidad de Pennsylvania (EE UU) han identificado una molécula que es más abundante en las calvas que en las zonas cubiertas de cabello, y que podría conducir al desarrollo de cremas y medicamentos para poner fin a la calvicie masculina.

Para llegar a esta conclusión, George Cotsarelis y su equipo analizaron la actividad de más de 20.000 genes en el cuero cabelludo de cinco hombres de entre 40 y 65 años que se habían sometido a un trasplante capilar. Así identificaron 81 genes más activos en las zonas con calva que en las áreas pobladas de cabello, según revelan en el último número de la revista Science Translational Medicine. El gen más activo era el responsable de fabricar la proteína prostaglandina D2 (PGD2), que inhibe el crecimiento del cabello. Un experimento posterior en ratones a los que se aplicó esta proteína en forma de crema sobre la piel mostró que la molécula les hacía perder el pelo. Y un análisis de diecisiete sujetos con alopecia reveló que la calvicie progresa en las zonas del cuero cabelludo afectadas por un exceso de PGD2.

Dado que la PGD2 inhibe el crecimiento del cabello porque interactúa con un receptor llamado GPR44, para el que ya existen decenas de fármacos experimentales capaces de bloquearlo, el hallazgo podría ser el primer paso hacia un tratamiento efectivo (y definitivo) contra la alopecia androgénica, que deja sin pelo al 80% de los hombres europeos. Según los autores del estudio, aún queda pendiente averiguar si el bloqueo de los receptores podría revertir la calvicie o si solamente la prevendría.

 

Y además?

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.