¿Miedo a las alturas? Las hormonas del estrés lo combaten

vertigoCombinando las hormonas del estrés con la terapia conductual es posible ayudar a las personas a superar el miedo a las alturas, según un estudio de la Universidad de Basilea en Suiza que se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los investigadores, dirigidos por Dominique de Quervain, evaluaron los efectos del cortisol, una hormona del estrés implicada en la memoria y en el aprendizaje, sobre la reducción del miedo entre las personas tratadas con terapia de exposición para reducir su temor a las alturas (acrofobia). Esta terapia ayuda gradualmente a frenar las respuestas de miedo a través de exposiciones controladas repetidas ante situaciones atemorizantes.

En su estudio, los autores trataron a 40 personas con diagnóstico clínico de acrofobia con tres sesiones de terapia de exposición mediante el uso de una instalación de realidad virtual que simulaba una subida en un ascensor exterior. Una hora antes de cada sesión, la mitad de los participantes consumían cortisol por vía oral y la otra mitad recibía un placebo.

Los autores evaluaron la respuesta de miedo de los participantes a los 3 y 5 días y un mes después de la última sesión de exposición mediante el uso de un cuestionario estándar sobre acrofobia y pruebas de conductancia de la piel, que permiten determinar si existe respuesta fisiológica de miedo. En comparación con los participantes que tomaron placebo, aquellos que tomaron cortisol durante la terapia de exposición mostraron menos ansiedad y un menor aumento en la conductancia de la piel durante el seguimiento, lo que sugiere que el cortisol aumenta la eficacia de la terapia de exposición para reducir el miedo a las alturas.

Quervain espera que el tratamiento pueda ser útil también para tratar la fobia social y el trastorno obsesivo-compulsivo.

 

Etiquetas: cortisolestrés

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS