Identifican el mecanismo neural responsable del dolor crónico

Alrededor de 1 de cada 5 españoles padece dolor crónico que puede ser continuo o intermitente y que afecta de tal manera a los que lo sufren que muchos pierden el apetito, son incapaces de trabajar o de realizar cualquier tipo de actividad física. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Berna (Suiza) ha identificado un mecanismo del cerebro responsable de este dolor crónico. Su descubrimiento podrá abrir el camino a nuevos tratamientos para este problema médico. El estudio ha sido publicado en la revista Neuron.

 

“La percepción constante de dolor influye gravemente en la calidad de vida de los pacientes y representa una carga emocional extraordinaria. Por tanto, entender el desarrollo del dolor crónico es de suma importancia para la investigación en neurociencias”, aclara Thomas Névian, líder del estudio.

 

Los expertos han descubierto mediante experimentos con ratones de laboratorio con objeto de buscar fluctuaciones eléctricas entre las neuronas del sistema límbico, que la región del cerebro en la que las neuronas eran modificadas por el dolor crónico estableciendo una especie de “memoria del dolor” era el giro cingular, una zona cerebral asociada a aspectos emocionales del dolor: “Las neuronas están constantemente activadas por un estímulo nocivo, construyendo así una huella de memoria para el dolor que se hace irreversible. Nuestra idea era entender este mecanismo mejor para derivar posibles nuevas estrategias de tratamiento”, explica Névian.

 

Esta circunstancia, según los investigadores, se produce porque existe una baja regulación de un canal de iones que conduce a un aumento de los impulsos nerviosos en las neuronas; a más impulsos nerviosos, más percepción del dolor.

 

¿Será posible diseñar fármacos específicos para controlar la percepción del dolor? A la vista de los resultados, el futuro resulta esperanzador, ya que activando un receptor sensible a la serotonina en los ratones, la función del canal iónico se restauró. “Se ha sabido durante algún tiempo que la serotonina puede modular la percepción del dolor. Sin embargo, lo que es nuevo en nuestro estudio es que ahora hemos sido capaces de identificar un subtipo específico de receptor de serotonina que redujo la percepción del dolor de manera más eficiente. Este es un resultado importante, lo que podría ayudar a tratar el dolor crónico de manera más eficiente en el futuro”, sentencia el investigador.

 

Etiquetas: neuronassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS