¿Cómo es una tabla de snowboard?

En 1965, el ingeniero estadounidense Sherman Poppen concibió una pequeña tabla de madera contrachapada con la que podía deslizarse por la nieve. Poppen, que la denominó snurfer, ató una cuerda a la punta para mantener el equilibrio. A partir de los años 70 se ampliaron sus dimensiones y se añadieron las fijaciones para los pies. A finales de esa década, el snowboard ya era un deporte muy extendido.

Hoy, las tablas de snow se construyen con maderas, compuestos plásticos y acero; y suelen medir entre 140 y 165 cm de largo y unos 25 cm de ancho. Sin embargo, su forma varía según el uso. Así, las alpinas, más largas, son adecuadas para pendientes rápidas, y las free-style, cortas y anchas, se usan para hacer piruetas.

Continúa leyendo

COMENTARIOS