¿A qué tentaciones nos cuesta más resistirnos?

tentacionLas tentaciones relacionadas con el trabajo o con la diversión son a las que más nos cuesta decir "no". Concretamente, un estudio de la Universidad de Chicago (EE UU) demuestra que los impulsos a los que más cuesta resistirse a un ser humano tienen que ver con la necesidad de mirar el móvil, tumbarse en el sofá, consultar el correo electrónico para ver si hay un nuevo asunto de trabajo o echarle un vistazo a las actualizaciones de las redes sociales, entre ellas Twitter. El mismo estudio muestra que los deseos que sentimos los seres humanos con más intensidad son los que afectan a la necesidad de dormir y al sexo. Y el tabaco y el alcohol, a pesar de ser adictivos, nos generan un deseo mucho más débil.

En cuanto a los más problemáticos, sorprendentemente para los investigadores fueron el sueño y el ocio, o lo que es lo mismo, la lucha entre "la inclinación natural a descansar y a relajarse y la tensión permanente que generan el trabajo y las obligaciones de la vida cotidiana", aclara Wilhelm Hofmann, coautor del estudio que publicaba la revista Psychological Science.

El equilibrio entre el deseo y las tentaciones y el autocontrol es especialmente difícil cuando flaquea la fuerza de voluntad. En esos momentos, es como si "todo en la vida aumentara de volumen", dice Roy Baumeister, coautor del estudio. Es decir, las cosas que nos tientan destacan más cuando nos falta voluntad. Además, cuanto más frecuente y reciente sea la resistencia que ha puesto una persona para vencer un deseo, menos éxito tendrá para resistir cualquier otro posterior.

 

Etiquetas: psicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS