Herencia obesa

obesidadCientíficos españoles han descubierto que la cantidad de ADN mitocondrial, heredado directamente de la madre, influye en la facilidad con la que un individuo quema el exceso de energía consumida.

El ADN mitocondrial se sitúa en las mitocondrias, que cumplen la función de central energética de las células. Los científicos han demostrado que su variabilidad entre los individuos no solo depende de la secuencia, sino también de la cantidad. Y lo que es más interesante, según han podido comprobar Francesc Villarroya y sus colegas del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona, la cantidad de ADN mitocondrial puede estar relacionada con la obesidad y la diabetes tipo 2, ligada a un estilo de vida sedentario. De hecho, al aumentar el ADN mitocondrial aumenta la captación de glucosa que entra en las células, donde es oxidada.

El estudio, que ocupa la portada de la revista Obesity, abre una nueva vía de investigación para desarrollar terapias genéticas que favorezcan una mejor oxidación de las calorías ingeridas. Estas terapias podrían realizarse a través de fármacos, estrategias nutricionales o compuestos vitamínicos.

 

Etiquetas: ADNdiabetesgenéticaobesidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS