Hallado el ejemplo más antiguo del mundo de cáncer metastásico

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Durham y del British Museum (Reino Unido) ha descubierto en Sudán uno de los ejemplos más antiguos del mundo de cáncer en seres humanos con el hallazgo de un esqueleto de unos 3.200 años de edad con cáncer metastásico.

 

El estudio, publicado en la revista Plos One, describe que los restos del esqueleto fueron hallados en una tumba en 2013, a unos 750 kilómetros de Jartum, y que éste pertenecería a un hombre adulto que habría fallecido entre los 25-35 años, aunque no supieron determinar si el hombre murió a causa del cáncer o por otro motivo.

 

Los investigadores descubrieron tras el análisis del esqueleto mediante radiografías y microscopio electrónico de barrido, que los restos presentaban lesiones óseas provocadas por un cáncer de tejidos blandos, lo que explicaba que el tumor se habría extendido por todo el cuerpo provocando metástasis en las vértebras, las costillas, los omóplatos, los brazos y las piernas.

 

Debido a que el cáncer es una enfermedad considerada moderna (por la dieta, la contaminación...), los investigadores desconocen qué podría haber causado el cáncer a este hombre, pero apuntan a tres frentes: un factor medioambiental como los carcinógenos del humo del fuego, un factor genético o incluso un parásito que aún en la actualidad provoca cáncer de mama y de vejiga.

 

"Los conocimientos obtenidos a partir de restos humanos pueden ayudar a conocer mejor la evolución y la historia de las enfermedades modernas", afirma Michaela Binder, directora de la investigación.

 

Crédito imagen: British Museum

 

Etiquetas: cáncerfósilessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS