Fumar engorda el corazón

El engrosamiento de las paredes del corazón es lo que produce la insuficiencia cardiaca asociada al tabaco.

También te puede interesar: El cerebro silencia los latidos de tu corazón

Que el tabaquismo aumenta las posibilidades de padecer insuficiencia cardiaca es cosa archisabida, pero los médicos no sabían cuál era exactamente el modus operandi de los cigarrillos para conducir a ese trastorno. Hasta ahora, porque según apunta un nuevo estudio publicado en la revista especializada Circulation: Cardiovascular Imaging, lo que hace el malsano humo es engrosar las paredes del corazón y dificultar su labor de bombeo.

Dirigidos por Wilson Nadruz Jr., del hospital Brigham and Women's, en Boston, los investigadores extrajeron esa conclusión tras examinar el estado del miocardio de 4.580 ancianos aparentemente sanos, con una edad promedio de más de 75 años, mediante ecocardiogramas (análisis por ultrasonidos).

Los resultados indicaban que, una vez descartados otros factores, los fumadores efectivamente presentaban unas paredes cardiacas más gruesas –y una función de bombeo más reducida– en comparación con el resto de las personas sometidas al estudio.

La buena noticia, subrayan los investigadores, es que los exfumadores habían recuperado el grosor normal de su órgano vital. O dicho de otro modo, que el deterioro potencialmente causado por el tabaco en las paredes del corazón es reversible. Nunca es tarde para dejarlo.

 

Foto: Stash Svechnikov

Etiquetas: corazónsaludtabaco

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS