Fumar en la puerta de los bares aumenta la concentración de nicotina en su interior

Que no haya humo de tabaco en los bares y restaurantes no implica que en el aire no se concentre la nicotina que desprenden los cigarrillos. Así se deduce de un estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) que revela que fumar en las terrazas y a las puertas de los bares y restaurantes, como es habitual en España tras la implantación de la ley antitabaco de 2011, incrementa la concentración de nicotina y partículas en su interior, lo que afecta tanto a los clientes como a los profesionales hosteleros.

La investigación, publicada en Nicotine & Tobacco Research y dirigida por María José López, detectó más nicotina y mayor presencia de partículas en los bares donde los clientes fuman en el exterior, cosa que ha puesto sobre aviso a los expertos sobre el riesgo de que se esté ofreciendo una protección incompleta a empleados y clientes.

Los resultados comparan la situación en los mismos establecimientos antes y después del cambio de la ley llevado a cabo en enero de 2011 a partir de 351 mediciones de nicotina realizadas y un total de 160 muestras de partículas de menos de 2,5 micras. La concentración mediana de nicotina en el ambiente en locales con fumadores en el exterior fue de 1,13 microgramos/metro cúbico (m3), mientras que en aquellos donde no se contemplaba esa opción el aire interior tenía tan solo 0,41 microgramos/ m3.

Aunque esto supone que por término medio se ha logrado una reducción del 90% en la presencia de nicotina y partículas en suspensión en los locales, López matiza que “conviene estudiar en mayor profundidad los niveles de exposición en espacios exteriores, y valorar la potencial necesidad de establecer restricciones al consumo en determinados lugares”.

Etiquetas: saludtabaco

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS