Fukushima aumentó el riesgo de padecer cáncer

Un informe que acaba de hacer público en Ginebra la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que el accidente de la planta nuclear de Fukushima aumentó el riesgo de padecer cáncer en los sujetos expuestos a altas dosis de radiación. Se trata del primer análisis de los efectos sobre la salud a nivel mundial debido a la exposición a las radiaciones tras el accidente ocurrido en 2011.

En concreto, las personas de las regiones más afectadas tuvieron un aumento de un 4 a un 7 % en el riesgo de desarrollar cáncer de mama y leucemia, entre otros. En general, los expertos aseguran que el aumento ha sido muy bajo y que posiblemente permanecerá “oculto por el ruido de otros riesgos de padecer tumores relacionados con las elecciones en el estilo de vida y las fluctuaciones estadísticas”, según ha detallado Ruchar Wakeford, de la Universidad de Manchester. “Es más importante no empezar a fumar que haber estado en Fukushima”, añade.

En cuanto al cáncer de tiroides, del que se produjo un incremento importante tras el accidente de Chernobyl en Ucrania, los expertos estiman que en un radio de 20 km alrededor de la central accidentada por un violento terremoto seguido de un tsunami, el riesgo de cáncer de tiroides entre las mujeres y los niños se ha incrementado un 1,25%, en comparación con un 0,75%, el índice común.

Los expertos aseguran que es necesario continuar con la monitorización medioambiental, en particular relacionada con los suministros de agua y alimentos. Del estudio también se deduce que el accidente de Fukushima no supone ningún aumento perceptible de la incidencia de cáncer en el resto de Japón ni tampoco fuera del país.

Etiquetas: cáncer

Continúa leyendo

COMENTARIOS