Estar obeso a los 25 puede conducir a una obesidad severa a los 35

El sobrepeso a los 25 años aumenta el riesgo de padecer graves problemas de salud en no más de una década. Es la conclusión de un reciente estudio llevado a cabo por las universidades de Nueva York y Wyoming (EEUU) y publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine.

 

Los investigadores analizaron los datos del Estudio Nacional de Salud y Nutrición de EEUU 1999-2010 (NHANES), con objeto de relacionar el índice de masa corporal (IMC) a los 25 años con el riesgo de obesidad con vista a 10 años más y su efecto en la salud. Así, descubrieron que los hombres que eran obesos con 25 años tenían una probabilidad de un 23,1% de tener obesidad de clase III (IMC+40) después de los 35 años. Para las mujeres el porcentaje era mucho más alto: una probabilidad de un 46,9% de tener obesidad severa con 35 años.

 

El lado positivo de las conclusiones del estudio que vinculan la obesidad en la veintena como indicador del riesgo cardiovascular y síndrome metabólico, es que la pérdida de peso en cualquier etapa de la vida puede ayudar a reducirlo. Esto es, con independencia de la cantidad de tiempo que alguien haya tenido sobrepeso, la pérdida del mismo siempre será una ayuda para reducir el riesgo de padecer problemas de salud en el futuro.

 

“Los resultados sugieren que los riesgos biológicos de la obesidad a largo plazo se deben principalmente a la probabilidad de ser obeso de adulto y no al tiempo durante el cual se ha sido obeso. Esta es, en cierta medida, una buena noticia ya que muestra que los jóvenes con sobrepeso y obesidad pueden tomar medidas para dejar de serlo pueden prevenir sus factores de riesgo biológicos”, afirma Jennifer B. Dowd, líder de estudio.

 

Etiquetas: nutriciónobesidadsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS