Espacios con tacto

Espacios con tactoLa sensibilidad espacial de nuestro sentido del tacto, esa que permite leer el código Braille deslizando los dedos sobre celdas con puntos en relieve, es especialmente importante cuando carecemos del sentido de la vista. Un equipo de investigadores acaba de identificar el circuito cerebral responsable de la discriminación espacial a través del tacto.

Según se puede leer en el último número de la revista Journal of Neuroscience, la discriminación táctil fina tiene su sede en una red de neuronas de la región frontoparietal de nuestro cerebro. Lo que es más, el procesamiento espacial de la información que obtenemos a través del tacto se realiza sobre todo en el hemisferio derecho, justo lo contrario de lo que cabría esperar.

La actividad cerebral detectada por los investigadores sugiere que las señales son una combinación del procesamiento del sentido del tacto, la atención y el procesamiento visual. Esto implicaría que las personas ciegas "visualizan" las configuraciones espaciales de las que les informan sus manos. Entender a fondo cómo funciona esta zona cerebro permitirá crear nuevos dispositivos para invidentes, como mapas y gráficos táctiles.

Emory University (www.emory.edu)  

Continúa leyendo

COMENTARIOS