Es posible aprender a ser sinestésico

La sinestesia es una poco conocida condición neurológica que, sin embargo, se da en aproximadamente una de cada veintitrés personas. Quienes la experimentan presentan una especie de reconexión sensorial que se manifiesta de modos muy llamativos; así, por ejemplo, algunos sinestésicos son capaces de relacionar sabores y palabras o percibir ciertos aromas cuando tocan una determinada textura.

 

Aún no está claro hasta qué punto la sinestesia es algo que se lleva en los genes o si surge a partir de determinadas condiciones ambientales. Probablemente, ambas cosas no se excluyen mutuamente. No obstante, un equipo de psicólogos del Centro Sackler para la Ciencia de la consciencia, en la Universidad de Sussex (Reino Unido), señala que es posible simular este fenómeno y entrenar a cualquier persona para que pueda ver las letras del alfabeto como si fueran colores.



Para comprobarlo, los científicos idearon un programa de nueve semanas en el que catorce individuos no sinestésicos desarrollaron una intensa capacidad de asociación entre letras y colores, hasta el punto de que algunos de ellos incluso llegaron a identificar caracteres con sensaciones, por ejemplo: “la x es aburrida”, o “la w es tranquila”. Es más, en un ensayo publicado en la revista Scientific Reports, estos mismos expertos sostienen que el procedimiento aumentó en 12 puntos el cociente intelectual de quienes lo habían seguido.



Los coordinadores del estudio, los neurocientíficos Daniel Bor y Nicolas Rothen, destacan que aunque las personas que participaron en el mismo no son auténticos sinestésicos –tres meses después de las pruebas perdieron su capacidad–, el hallazgo puede asentar las bases para idear nuevas herramientas para tratar la demencia o el déficit de atención con hiperactividad.

 

Foto: brunobarillari / Fotolia

Etiquetas: neurologíasaludsinestesia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS