Encuentran un nuevo biomarcador del alzhéimer

Un equipo de investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (España) ha encontrado un nuevo y efectivo biomarcador para realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer: la magnetoencefalografía.

 

Los tests neuropsicológicos, el estudio del volumen de materia gris cerebral mediante técnicas de neuroimagen y la magnetoencefalografía han resultado ser muy efectivos para el diagnóstico y evolución de los pacientes que sufrirán esta enfermedad neurodegenerativa, explican los investigadores en la revista Journal of Neuroscience.

 

A pesar de que no existe una cura contra el alzhéimer, muchos estudios apuntan a que si se detecta en estadíos muy tempranos, es posible ralentizar su avance. Así, el deterioro cognitivo leve (DCL), uno de los primeros síntomas, fue el punto de partida de esta investigación. Los expertos compararon la actividad cerebral, el volumen de determinadas áreas cerebrales y los resultados de diversos tests neuropsicológicos de 19 pacientes con deterioro cognitivo leve que posteriormente desarrollarían alzhéimer y de 30 pacientes también con deterioro cognitivo leve pero que no acabaron sufriendo la enfermedad.

 

Las diferencias entre ambos grupos residían en el volumen de la corteza entorrinal (asociada a la memoria) y en los resultados de las pruebas neuropsicológicas (memoria y función ejecutiva). La combinación de los resultados permitió distinguir con una precisión del 90% a aquellos pacientes que desarrollaron alzhéimer y los que no, evidenciando que en las primeras etapas de la enfermedad los pacientes muestran diferencias tanto en su actividad cerebral como en los test neuropsicológicos.

 

“Nuestro trabajo indica que la magnetoencefalografía es un potencial biomarcador para determinar la probabilidad de evolución a EA de pacientes diagnosticados como DCL, lo que podría permitir el inicio de un potencial tratamiento paliativo en estadíos iniciales de la enfermedad”, explica a Sinc María Eugenia López, coautora del estudio.

 

Etiquetas: alzheimerenfermedadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS