Elaboran pan de trigo transgénico apto para celíacos

La enfermedad celíaca es la más común de las patologías asociada con la intolerancia al gluten. Quienes la padecen no tienen más remedio que eliminar de su dieta los alimentos que contienen la proteína gliadina, presente sobre todo en cereales como el trigo, la cebada y el centeno, ya que por el momento no existe un tratamiento definitivo. Para consuelo de este siete por ciento de la población, cada vez más comercios ofrecen productos transgénicos que presentan una idéntica textura y sabor, e incluso superan las propiedades nutritivas del alimento prohibido. Ahora los celíacos también podrán disfrutar de todo tipo de condumios, ya que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un pan de trigo transgénico potencialmente apto para quienes sufren de intolerancia al gluten.

 

La colaboración entre el CSIC y la Universidad de Sevilla ha dado a luz un gran avance en dietética para alergias alimentarias: una pieza de pan de trigo modificado genéticamente con bajo contenido en gliadinas, la glucoproteína causante de la enfermedad celíaca. Los investigadores compensaron dicho déficit con un incremento de la cantidad de otras proteínas presentes en el grano y ricas en lisina. El pan resultante fue comparado con pan de harina de trigo normal y con pan de harina de arroz (ingrediente habitual en la dieta sin gluten), concluyendo que las características de calidad harinopanadera del alimento transgénico mostraban un mayor parecido con las del alimento habitual. Los catadores se inclinaron además hacia el nuevo pan por razón de sabor, aroma y apariencia.

 

La celiaquía es una intolerancia que se caracteriza por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de los nutrientes y desencadena dolor abdominal, diarrea, estreñimiento y pérdida de peso, entre otras dolencias. El pan transgénico es apto para todos los intolerantes al gluten, salvo para los que tienen celiaquía refractaria y los que no responden a ningún tipo de tratamiento.

 

Este producto, que aún debe ser sometido a estudios clínicos con celíacos, supone una importante mejora en la calidad de vida de los pacientes, que podrán continuar con una dieta estricta sin renunciar a los beneficios del pan.

Etiquetas: alimentación

Continúa leyendo

COMENTARIOS