El riesgo de hipertensión está en los genes

Una investigación ha hallado hasta 31 nuevos genes asociados a la presión arterial. ¿Qué supone este hallazgo?

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, la hipertensión provoca cada año unos 7,5 millones de muertes, esto es, aproximadamente el 12,8% de todos los fallecimientos que se producen en el planeta.

 

El descubrimiento de 31 nuevos genes que participan en la presión arterial, ha aumentado significativamente el catálogo de genes relacionados con la hipertensión o presión arterial alta. De entre ellos, tres genes parecen tener un enorme efecto sobre la presión arterial en comparación con otros genes previamente conocidos.

 

La presión arterial alta o hipertensión es un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y la muerte prematura

Los investigadores, dirigidos por la Universidad Queen Mary de Londres y la Universidad de Cambridge (Reino Unido), utilizaron datos genéticos y registros médicos de más de 347.000 adultas de distintos países (Reino Unido, Suecia, Finlandia, EE.UU, Pakistán...) identificando 31 nuevas regiones genéticas relacionadas con la presión arterial. En el estudio participaron tanto personas sanas como con diabetes, hipertensión o enfermedad de la arteria coronaria.

 

El descubrimiento incluye alteraciones del ADN en tres genes concretos, cuyos efectos sobre la presión arterial es mayor (el doble) que la observada en los genes descubiertos con anterioridad.

 

 

Uno de esos tres nuevos genes es RBM47, que codifica para una proteína que modifica ARN. Otro, llamado RRAS, está implicado en los procesos del ciclo celular, y el tercero es COL21A1, que está implicado en la formación de colágeno en muchos tejidos del organismo.

Esto incluso podría revelar medicamentos que ya estén en el mercado, pero que ahora pueden ser utilizados como fármacos potenciales para tratar la hipertensión”, explica Patricia Munroe, coautora del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en Nature Genetics.

 

Etiquetas: enfermedades cardiacasgenéticasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS