El "jet lag social" nos hace obesos

apagar-despertadorEl jet lag social, un síndrome relacionado con la falta de sincronización entre el reloj corporal y el horario de nuestros quehaceres cotidianos, no solo nos causa somnolencia. Según un estudio publicado en la última edición de la revista 'Current Biology', también es responsable de la epidemia global de obesidad. 

"Hemos identificado un síndrome en la sociedad moderna que nadie había reconocido hasta hace poco, que está causado por el desajuste entre el reloj fisiológico y el reloj social", explica Till Roenneberg, de la Universidad de Munich (Alemania). "Lo que nos dice el reloj corporal y lo que nos dicen nuestros jefes no coincide", aclara el investigador. Una de las consecuencias es que las personas se ven privadas de las horas de sueño que necesitan de forma crónica. Además, son más propensas a fumar y beber más alcohol y cafeína. Y tras diez años de estudio, Roenneber y su equipo acaban de demostrar que el síndrome contribuye al sobrepeso y la obesidad.

Para combatirlo, los investigadores sugieren que habría que cambiar los horarios del trabajo y de la escuela, además de procurar que las personas pasaran más tiempo al aire libre, expuestos a la luz del día, o al menos sentados cerca de una ventana. Cuando las personas no siguen estos consejos, su reloj interno se desajusta, lo que hace que permanezcan despiertos durante la noche y cansados durante el día. "Si tenemos que despertarnos con la alarma del reloj es porque no hemos dormido suficiente", explica Roenneberg. Dormir bien, añade, no solo no es una pérdida de tiempo sino que garantiza mayor rendimiento en el trabajo, una figura más estilizada y más diversión con familiares y amigos en las horas de ocio.

 

Etiquetas: obesidadreloj biológico

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS