El poder de dar las gracias

El estudio se basó en una encuesta telefónica a cerca de 500 individuos casados.

 

 

Una nueva investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Georgia (EE.UU.) y publicado en la revista Personal Relationships pone de relieve que una de las claves para mejorar la relación entre las parejas podría ser la gratitud. Hablamos del poder de dar las gracias.

 

 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron una encuesta telefónica a 468 individuos casados a los que preguntaron acerca del bienestar financiero, la comunicación entre ambos y sus expresiones de gratitud o con qué frecuencia daban las gracias a su pareja. Los investigadores descubrieron que la gratitud fue el mejor predictor, el más significativo, de la calidad del matrimonio/pareja.


Hemos encontrado que sentirse apreciado y valorado por el cónyuge influye directamente en la percepción personal del matrimonio, en el interés por la relación y en la creencia en que esta será perdurable”, explica Ted Futris, coautor del estudio.

La investigación plantea que incluso en el caso de que la pareja esté experimentando situaciones de angustia y dificultades en otras áreas que podrían desembocar en un proceso de divorcio, la gratitud del uno con el otro ayudaba a proteger al matrimonio de estos extremos -como un escudo protector- y a promover resultados positivos para la relación.

 

Este es el primer estudio que documenta el efecto protector que el reconocimiento por parte de un cónyuge puede tener para un matrimonio. Creemos que es el hallazgo es significativo, ya que pone de relieve una herrramienta práctica que puede ayudar a las parejas a fortalecer su relación, sobre todo si no son buenos comunicadores en situaciones de conflicto”, aclara Barton.

 

Problemas financieros, estrés... estas y otras situaciones son el caldo de cultivo perfecto para una discusión. Sin embargo, el problema no es discutir sino cómo lo hacemos. Ahora también sabemos que si somos más agradecidos con el otro también estaremos cuidando la buena salud de nuestra pareja.

 

Etiquetas: estrésparejapsicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS