El matrimonio reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Estar casado es bueno para la salud del corazón. Es la principal conclusión del estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores del Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York (EEUU).

 

El trabajo sugiere que las personas que están casadas son mucho menos propensas a desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, en comparación con las personas solteras, viudas o incluso divorciadas. Los resultados han sido presentados en última sesión científica de la American College of Cardiology.

 

El estudio abarcó el análisis de 3,5 millones de hombres y mujeres (de entre 21 y 99 años), quienes realizaron una encuesta que pretendía examinar el vínculo entre la salud cardíaca y el estatus conyugal. De la misma forma, todos ellos fueron sometidos a varios exámenes físicos, al mismo tiempo que se midieron factores de riesgo como la obesidad, la presión arterial, colesterol, tabaquismo o diabetes.

 

El equipo de investigadores descubrió que las personas que estaban casadas tenían un 5% menos de riesgo de desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular que aquellos que estaban solteros. Las personas divorciadas tenían un 5,3% más de probabilidades de padecer cualquier enfermedad cardiovascular o cerebrovascular en comparación con los solteros y casados. Los viudos mostraron probabilidades levemente más altas de sufrir cualquier enfermedad vascular y enfermedad de las arterias coronarias, en comparación con los demás grupos.

 

“La personas que están casadas pueden cuidarse mutuamente, asegurándose de que su pareja come sano, hace ejercicio regularmente y toma la medicación prescrita”, afirma Jeffrey Berger, profesor de cardiología en el Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York y autor principal del estudio.

 

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS