El I Congreso Mundial de la Felicidad

risa-saludEn Madrid se ha celebrado el I Congreso Mundial de la Felicidad, organizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad. Los más de 600 asistentes escucharon consejos para conseguir ser más felices de la mano de expertos en distintas materias.

Gustavo Zerbino, uno de los supervivientes del accidente aéreo de los Andes de 1972, inauguró la primera jornada del congreso advirtiendo a los asistentes que ser feliz es una decisión y se debe practicar diariamente. Zerbino también ha señalado que el mundo vive actualmente una crisis de valores, mucho más importante que la económica. "En la actualidad las personas piensan que las soluciones a sus problemas llegan de fuera, sin embargo, depende de cada persona buscar su propia salida. Ni mis compañeros en el vuelo que se accidentó en los Andes ni yo hubiéramos sobrevivido si hubiéramos pensado que nos iban a rescatar, nosotros mismos nos dimos cuenta de que debíamos buscar nuestra propia solución, no quejarnos, y gracias a ello, estamos vivos", ha explicado Zerbino. El uruguayo ha asegurado que todos los seres humanos ?tenemos nuestra propia cordillera de los Andes" y mientras ?algunos optan por sólo quejarse, otros eligen enfrentarse a ella intentando convertir el problema en una oportunidad?.

Para el doctor Jesus Sánchez Martos, otro de los ponentes, ser feliz significa tener buena salud y una excelente memoria selectiva que nos permita recordar siempre que queremos los buenos momentos. "Vivir más, de la manera mejor posible y, por supuesto, siendo feliz". Este es el particular decálogo de la salud que el doctor ha compartido con los asistentes.

El filósofo Luis Arbea, por su parte, apuesta por vivir el presente, reírnos de nosotros mismos y compartir la verdad para encontrar la fórmula de la felicidad. Arbea lo considera algo sencillo y al alcance de todos, por ello, confiesa estar totalmente convencido de que a pesar de las distintas trabas que nos pone la vida podemos ser mucho más felices de lo que somos. Algo similar piensa el filósofo Javier Sádaba, que animó a los asistentes del congreso a "ser lo que quieran ser y a reírse de ellos mismos para lograr ser felices".

En cuanto a la profesora de Psicología de la Universidad de California, Sonja Lyubormirsky, ha afirmado que la herencia genética determina en un 50 por ciento el grado de felicidad que puede alcanzar una persona. Según la experta, las circunstancias personales de cada individuo y sus comportamientos con los demás son los factores responsables en un 10 y un 40 por ciento, respectivamente, del resto de su felicidad.

Etiquetas: felicidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS