El humo del tabaco impregnado en paredes y alfombras daña la salud

fumar-humoYa se conocían los peligros del tabaco, tanto para fumadores activos como pasivos, pero ahora un nuevo estudio revela que el humo que queda impregnado en los lugares donde se fuma también es nocivo para la salud.

Cuando se enciende un cigarrillo, la nicotina se libera en forma de humo que puede quedar depositado durante meses en muros, alfombras, cortinas y muebles, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

"Nuestro estudio revela que cuando esta nicotina residual reacciona con el ácido nitroso del ambiente forma nitrosaminas cancerígenas específicas del tabaco", explica Hugo Destaillats, uno de los autores del estudio. Y estas nitrosaminas "son las sustancias cancerígenas más activas y potentes" asociadas al tabaco. La exposición a las nitrosaminas pasa generalmente por la inhalación de polvo o por el contacto de la piel con las alfombras, las cortinas o la ropa, lo que hace a los niños más vulnerables, advierte Destaillats.

 

Etiquetas: cáncersaludtabaco

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS