El gusto por el café viene marcado en los genes

Esta es la conclusión de un nuevo meta-análisis de la Escuela de Salud Pública y el Hospital Brigham y de Mujeres de Harvard en Boston (EEUU) que ha sido publicada en la revista Molecular Psychiatry.

 

Según el trabajo, existen razones genéticas por las que la cafeína tiene efectos diferentes en cada persona, marcando así el gusto por el uso cotidiano de la bebida más consumida en todo el planeta. “Esta investigación sirve como un ejemplo de cómo la genética puede influir en algunos tipos de comportamiento habitual”, afirma Daniel Chasman, líder del estudio.

 

Los investigadores realizaron un meta-análisis de todo el genoma de más de 120.000 bebedores regulares de café, identificando dos variantes genéticas - POR y ABCG2 - relacionados con el metabolismo de la cafeína y dos variantes de genes - de BDNF y SLC6A4 - que pueden influir en el efecto "gratificante" de la cafeína. Además, dos genes implicados en el metabolismo de la glucosa y de los lípidos - GCKR y MLXIPL – también se asociaron por primera vez a los efectos metabólicos y neurológicos de la cafeína.

 

“El café y la cafeína se han relacionado con efectos beneficiosos para la salud y también con efectos adversos. Nuestros hallazgos podrían permitir la identificación de subgrupos de personas con más probabilidades de beneficiarse de aumentar o disminuir el consumo de café para una salud óptima”, afirma Marilyn Cornelis, coautora del estudio.

 

Etiquetas: cafégenéticasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS