El estrés hace que no reconozcamos las caras

Y más allá de la anécdota, este hecho puede tener consecuencias importantes, como así demostraron los autores de este estudio.

No es bueno tener ansiedad. No solo por los efectos que tiene en nuestro organismo sino también porque hace que se reduzca nuestra capacidad para reconocer caras. Vamos, que puedes pasar al lado de tu madre y no reconocerla.

En realidad, el verdadero interés que tiene para los investigadores no es precisamente el de poder reconocer a familiares en la calle sino algo mucho más importante: la fiabilidad de los testigos visuales en un juicio.

En dos experimentos, investigadores pertenecientes a las universidades británicas de Bristol y Aberdeen han demostrado que cuando estamos ansiosos no somos capaces de discriminar entre dos palabras que suenan parecido, como cama y cana, ni tampoco reconocemos la cara de la misma persona en dos fotografías diferentes.

Quizá te preguntes cómo estos psicólogos consiguieron provocar ansiedad en los voluntarios del experimento: colocándoles una máscara que les insuflaba aire enriquecido con CO2.

Por cierto, la verdadera utilidad de este estudio es el tener una excusa perfecta cuando te quieres hacer el sueco al cruzarte con un conocido: "lo siento, chico, no te había visto. Es que tengo estoy estresado".

Etiquetas: estréspsicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS