El estrés acelera el declive cognitivo en las personas mayores

 

A través de ciertos estudios con animales y observaciones clínicas se sabe que la memoria y la capacidad de aprender son aspectos de nuestro funcionamiento cerebral que pueden verse afectados por el estrés agudo y el crónico.

 

Sin embargo, cómo se relacionan estrés y cognición con el paso del tiempo no ha sido ampliamente estudiado, y menos en estudios poblacionales.


Éste ha sido uno de los objetivos del Chicago Health and Agin Proyect, cuyos resultados han sido publicados recientemente en Psychosomatic Medicine (2014). Neelum Aggarwal y otros investigadores nos cuentan los datos obtenidos tras hacer un seguimiento a más de 6200 personas mayores (65 años o más) de raza negra y caucásica.

 

Concretamente, a cada participante se le realizaron entre 2 y 5 evaluaciones a lo largo de una media de casi siete años. Se midieron variables sociodemográficas (como el estado civil, por ejemplo), comportamientos saludables, su historial de salud y enfermedad, y se tomaron diversas medidas psicológicas y se aplicaron varios test cognitivos.

 

Se les pasó, además, una escala de seis preguntas para evaluar su grado de estrés percibido.  Los datos encontraron que un mayor nivel de estrés percibido se asoció con menores puntuaciones en la evaluación cognitiva inicial, y también con una tasa de declive cognitivo más rápida durante los seguimientos.

 

Esta vinculación entre mayor estrés percibido y mayor declive cognitivo se encontró independientemente de hábitos como fumar, de la presencia de otras enfermedades crónicas, de los niveles de presión arterial, la edad o el nivel educativo.


Se pone así de manifiesto la necesidad de aprender a controlar nuestros niveles de estrés. Ya hay estudios que muestran los beneficios de técnicas como la relajación y la meditación… y cuanto antes se pongan en marcha, mejor.


Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: estréssaludunobrain

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS