El ejercicio anaeróbico mejora la memoria

Un nuevo estudio de investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta (EEUU) sugiere que realizar cierto tipo de ejercicio físico durante alrededor de 20 minutos al día puede mejorar la memoria a largo plazo. Los hallazgos han sido publicados en la revista Acta Psychologica.

 

Para el estudio, los científicos contaron con la participación de 46 personas, 29 mujeres y 17 hombres que fueron distribuidos al azar en dos grupos calificados como “activos” y “pasivos”. En la primera parte del experimento, todos los voluntarios vieron una serie de 90 imágenes en una pantalla de ordenador que habían sido clasificadas en tres categorías: positivas, neutrales o negativas. La tarea de los participantes era recordar cuantas imágenes pudieran.

 

Tras esta prueba, los dos grupos realizaron distintos ejercicios dentro de un gimnasio. El grupo “activo” tuvo que extender y contraer cada una de las piernas un total de 50 veces en una máquina adecuada para este ejercicio, con tanto peso como pudieran. El grupo “pasivo” solo tuvo que sentarse en la máquina y mover sus piernas sin peso alguno. Durante todos los ejercicios la presión arterial y cardíaca fueron controladas.

 

Dos días después los participantes volvieron a realizar la prueba de las imágenes, pero en esta ocasión mezclando las 90 fotos originales con 90 nuevas que no habían visto en ningún momento. De nuevo, pidieron a los voluntarios -tras la visualización de las fotos- que recordaran todas las imágenes que les fuera posible. La diferencia entre el grupo activo y pasivo fue palpable. El grupo que había realizado ejercicio de extensión de pierna con peso recordó el 60% de las imágenes, frente al grupo pasivo que sólo recordó el 50% de ellas.

 

“Nuestro estudio indica que las personas no tienen que dedicar grandes cantidades de tiempo para dar a su cerebro un impulso”, afirma Lisa Weinberg, líder del estudio.

 

“Incluso sin hacer costosas exploraciones de resonancia magnética funcional, nuestros resultados nos dan una idea de qué áreas del cerebro podrían estar apoyando a estos beneficios de memoria inducida por el ejercicio. Los resultados son alentadores, ya que son consistentes con la literatura de roedores que identifica exactamente las partes del cerebro que desempeñan un papel importante en los beneficios para la memoria inducidos por el estrés causados por el ejercicio”, explica Audrey Duarte, coautora del estudio.

 

Etiquetas: cerebromemorianeurocienciasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS