El efecto negativo de la anestesia epidural en los recién nacidos

Realizan un estudio con 2.600 niños para valorar los cambios en los nacidos con epidural o sin ella.

La anestesia epidural se ha convertido en una de las opciones más solicitadas por las mujeres a la hora de hacerle frente a un parto. Pero, ¿qué consecuencias tiene esta anestesia sobre el bebé? Un equipo de científicos de la Universidad de Granada (España) ha realizado una investigación que concluye que los bebés nacidos bajo epidural muestran una serie de condicionantes negativos con respecto a los nacidos sin esta inyección para reducir el dolor de parto en las madres.

 

“La anestesia epidural es una de las diferentes alternativas utilizadas para aliviar el dolor en el parto. Actualmente es la estrategia mejor valorada por su eficacia, por lo que su uso se ha extendido de forma importante en los países desarrollados”, explica Concepción Ruiz Rodríguez, líder del estudio.

 

Los investigadores analizaron 2.609 niños nacidos en el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén) entre 2010 y 2013, descubriendo que los bebés nacidos bajo el efecto de anestesia epidural presentaban un pequeño descenso en el índice del Test de Apgar (el que se realiza nada más nacer), un porcentaje mayor de reanimación, necesitaron de más admisiones en la Unidad de Cuidados Intensivos o UCI y contaban con más problemas para adaptarse a la lactancia materna.

 

Así, a las ventajas de reducir el dolor en el parto, hay que tener en cuenta también los inconvenientes que puede tener tanto para el niño como para la madre, ya que esta también experimenta cambios hormonales no desdeñables.

 

“Los efectos adversos descritos sobre el niño son atribuidos al efecto farmacológico directo, debido a la transferencia placentaria del fármaco administrado por vía materna, o a un efecto indirecto secundario, como consecuencia de los cambios fisiológicos que el fármaco produce en la madre, como son los cambios hormonales”, aclara Ruiz.

 

Las conclusiones del estudio han sido publicadas en la revista Midwifery.

 

Etiquetas: embarazohormonassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS