El 'efecto Charlie Sheen' en la lucha contra el SIDA

Desde que el actor estadounidense anunciara el pasado noviembre que era seropositivo, en EE. UU. crece la concienciación contra esta enfermedad.

En nuestra sociedad de celebrities, medios de comunicación de masas y redes sociales, pesan más las aventuras y desventuras de los famosos que todos los consejos médicos y científicos. Tanto como para suponer a veces un importante beneficio para la salud pública. 

El pasado 17 de noviembre, el actor Charlie Sheen anunció en el programa Today Show de la cadena de televisión NBC que era portador del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Ese mismo día, en EE. UU. las noticias que citaban el VIH aumentaron un 265 % (el 97 % nombraban a Sheen); y se registró la mayor cantidad de búsquedas de Google en un solo día relacionadas con el virus. 

Son datos recopilados en un estudio dirigido por John W. Ayers, profesor en la facultad de Salud Pública de la Universidad Estatal de San Diego (EE. UU.), que ha demostrado que la cobertura informativa del sida y las búsquedas en Google sobre esta enfermedad y su prevención se dispararon nada más producirse la confesión de Sheen. 

Además –y esto es lo importante–, el alud de información y datos fue más allá del morbo y la curiosidad: las búsquedas en Google relacionadas con el VIH resultaron ser un 417 % más altas que las esperadas para el día de la declaración de Sheen (los investigadores se han basado en las medias registradas anteriormente). Las búsquedas con el término “condón” (como “comprar condones”) aumentaron un 75 %. Las relacionadas con los síntomas del VIH subieron un 540 %, y las ligadas a las pruebas del sida lo hicieron un 214 %. Estas búsquedas se mantuvieron tres días por encima de las medias previas.

Las cifras son significativas, ya que en los últimos años se ha dado en los países ricos un parón en el ritmo de descenso de contagios del VIH, que los especialistas relacionan con una menor concienciación de la gente y unas deficientes políticas de prevención. 

Los autores del estudio creen que el “efecto Charlie Sheen” impulsará la prevención del sida, y destacan la decisiva influencia de los famosos en la percepción pública de las enfermedades, como ya demostraron casos anteriores: baste recordar a Rock Hudson y Magic Johnson con el sida, o a Angelina Jolie con el cáncer de mama y de ovarios. 

Etiquetas: enfermedadesrelaciones sexualessaludsidavirus

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS