El desmayo por ver sangre no se hereda

La tendencia a desmayarse se puede heredar genéticamente. Pero la predisposición a que el desmayo lo causen el estrés o exponerse a ver sangre no se hereda.

El desmayo o síncope vasovagal consiste en una pérdida breve de conciencia cuando el cuerpo reacciona a ciertas amenazas, y suele ocurrir en una de cada cuatro personas. Tras estudiar a 44 familias, Samuel Berkovic y sus colegas de la Universidad de Melbourne (Australia) demostraron que un solo gen, presente en el cromosoma 15, podía hacer que la tendencia a desmayarse se transmitiese de padres a hijos. Sin embargo, que la causa fuera la visión de sangre, someterse a un procedimiento médico en el hospital, una inyección, sentir dolor, pasar miedo o permanecer mucho tiempo de pie resultó no ser hereditario, tal y como concluían los investigadores en la revista Neurology.

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

COMENTARIOS