El cerebro de los pederastas es diferente

El cerebro de los pederastas es diferenteLa pedofilia o atracción sexual hacia niños y niñas podría ser el resultado de una falta de conexiones nerviosas en el cerebro, según un estudio publicado en el último número de la revista Journal of Psychiatry Research. Su autor, el investigador canadiense de la Universidad de Toronto James Cantor, ha llegado a esta conclusión después de comparar el cerebro de más de medio centenar de pedófilos con el de otros convictos acusados de crímenes no sexuales.

Los escáneres mostraban que los primeros tenían un déficit significativo de las fibras nerviosas -sustancia blanca- que conectan seis áreas del cerebro relacionadas con la excitación sexual. Según Cantor, el hallazgo es la evidencia más fuerte de que esta inclinación sexual es el resultado de un problema en el desarrollo del cerebro. No obstante, asegura que esto no les exime de la responsabilidad criminal. "No ser capaz de elegir tus preferencias sexuales no implica que no puedas decidir qué hacer", aclara.

Etiquetas: cerebropsicologíasexo

Continúa leyendo

COMENTARIOS