El buen humor se contagia

La depresión, por suerte, no es contagiosa, según las conclusiones de este estudio.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 350 millones de personas en el mundo sufren depresión. Ahora, una nueva investigación ha revelado que el tener amigos mentalmente saludables y habitualmente de buen humor puede ayudar a alguien a recuperarse de la depresión o incluso contagiarnos de su buen estado de ánimo. Por el contrario, tener amigos con tendencia a estar deprimidos no nos hace más propensos a deprimirnos, según las conclusiones del último estudio llevado a cabo por la Universidad de Warwick y Manchester (Reino Unido) y que recoge la revista The journal Proceedings of the Royal Society B.

 

Hasta ahora se consideraba que la depresión se extendía cual enfermedad contagiosa. Sin embargo, este estudio desmiente tal hipótesis. Para ello, los científicos desarrollaron nuevos modelos matemáticos basados en cómo se propaga una enfermedad infecciosa que pusieron a prueba con datos de 3.084 jóvenes de entre 12 y 18 años en los que los participantes fueron encuestados acerca de su pérdida de apetito, de interés, su tristeza o sus problemas para dormir.

 

Los resultados del estudio determinaron que tener al menos 5 amigos bienhumorados nos otorga el doble de posibilidades de evitar una depresión en los siguientes 6-12 meses en comparación con alguien que no los tenga. Así, cuantos más amigos con buen estado de ánimo nos rodeen, más se alejan las probabilidades de caer en un estado depresivo.

 

Nos hemos asegurado de que el método que hemos utilizado no está sesgado por la homofilia - -la tendencia de las personas a relacionarse con personas que se parecen a ellas mismas- Esto habría afectado a nuestra investigación”, aclara Frances Griffiths, coautor del estudio.

 

Sin embargo, otros científicos no ven seriedad ante las conclusiones de esta investigación: “El estudio no es realmente relevante clínicamente, porque describe algo que ya sabíamos: que los jóvenes estables tienen buenos contactos sociales y sufren menos depresiones. En el estudio falta una medida de referencia que mida el grado de gravedad de una depresión”, aclara Martin Jung, experto en psiquiatría que no participó en el trabajo.

 

Etiquetas: depresiónpsicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS