El aceite de oliva reduce en un 70% el riesgo de problemas circulatorios

La dieta mediterránea, que ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, gana cada vez más adeptos gracias a sus más que probados beneficios para la salud. En esta ocasión, el aceite de oliva virgen se descubre como elixir contra la obstrucción de los vasos sanguíneos de las piernas. La investigación, llevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), ha revelado que prolongar unos segundos el chorro de aceite en nuestras recetas es crucial para mejorar la circulación del flujo sanguíneo y prevenir las molestias al caminar.

 

El estudio consistió en el seguimiento durante 4 años de más de 7.000 participantes cuyos hábitos alimenticios se englobaban dentro de la dieta mediterránea (aceite de oliva virgen, frutos secos, verduras, frutas, pescado, vino tinto y legumbres, pero reducida en carnes rojas, bebidas azucaradas…). Los científicos dividieron la muestra en tres grupos; al primero se le proporcionó un litro extra de aceite a la semana; al segundo, una cantidad adicional de frutos secos, y al tercer grupo, sin embargo, se le instruyó en una dieta baja en grasas.

 

Los resultados revelaron que la intervención dietética logra reducir de forma considerable el riesgo de arteriopatía periférica en las extremidades. El grupo con una mayor provisión de aceite de oliva vio reducido el riesgo de estrechamiento arterial en un 66 por ciento, mientras que el de frutos secos lo hizo en un 50 por ciento. Esta enfermedad afecta a más del 5 por ciento de la población mayor de 50 años, en especial los fumadores, los diabéticos y quienes tienen alto el colesterol.

 

El ensayo PREDIMED, en el cual se engloba este trabajo, ha demostrado también que la dieta mediterránea reduce en un 30% en el riesgo de enfermedad cardiovascular mayor (infarto, ictus o muerte) y de diabetes.

Etiquetas: aceite de olivadieta mediterránea

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS