Descubren un interruptor para apagar el dolor

La lucha farmacológica contra el dolor ha cosechado una nueva victoria. Un grupo de investigadores dirigido por Daniela Salvemini, de la Universidad de Saint Louis, ha desarrollado una artimaña biológica que consigue prevenir o eliminar los padecimientos en ratones con dolores crónicos, incluyendo los que producen los efectos secundarios de la quimioterapia y el cáncer de huesos.

 

Los científicos han explorado las llamadas rutas del dolor, es decir, las interacciones entre componentes moleculares que lo producen. Así han descubierto que activando el receptor A3 en el cerebro o la médula espinal de los animales de laboratorio, los sufrimientos se esfuman.

 

Esto se consigue con el estimulador químico natural del A3, una sustancia llamada adenosina, o con un sucedáneo artificial. La nueva técnica no solo alivia el dolor más eficazmente, sino que además evita los efectos adversos de los opiáceos y otros analgésicos.

Etiquetas: medicamentossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS