¿Cuánta sal deberíamos consumir al día?

Un exceso de sal puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca o de accidente cerebrovascular. Pero, ¿cuánto es “demasiado” cuando se trata de consumo de sal?

 

Las directrices recomiendan que un adulto consuma menos de 2.300 mg de sodio al día (el equivalente a una cucharadita de sal) como parte de una dieta saludable. Sin embargo, un informe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reveló que alrededor del 90% de los adultos y niños de Estados Unidos consumía más cantidad de la recomendada, con un promedio de 3.400 mg por persona al día.

 

Los alimentos procesados representan alrededor del 75% de todo el consumo total de sal

 

Algunos investigadores no están de acuerdo con estas pautas. Así, un estudio publicado en la revista Cell Metabolism concluyó que tomar sal en cantidades muy pequeñas puede hacer más mal que bien al organismo, ya que el sodio es necesario para la función del sistema nervioso y corporal y nos ayuda a regular los fluidos corporales. La investigación sugirió que el consumo de sal puede, además, evitar las bacterias dañinas y reducir el riesgo de infección.

 

 

Otros estudios, publicados en la revista The Journal of Agricultural and Food Chemistry, por el contrario, expusieron que una dieta alta en sal puede causar daños en el hígado o incluso aumentar el riesgo de esclerosis múltiple.

 

 

¿Deberíamos tomar una cucharadita de sal al día?

 

Un estudio dirigido por investigadores de la Universidad McMaster (Canadá) descubrió que los adultos que consumían menos de 3.000 miligramos de sal al día tenían un mayor riesgo de ataque al corazón, accidente cerebrovascular y muerte prematura que aquellos con una ingesta media de sodio (ingesta alta se considerarían 6.000 mg de sodio al día).

 

 

Mientras que nuestros datos pone de relieve la importancia de reducir el consumo elevado de sal en las personas con hipertensión, no es compatible la reducción de la ingesta de sal a niveles bajos”, sentenció Andrew Mente, líder del trabajo.


Y no es el primer estudio que cuestiona las pautas de consumo de sal actuales. Sin embargo, y a pesar de estos hallazgos, la
Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) concluye que existe una “abrumadora cantidad de evidencia científica de que reducir el consumo diario de sodio a menos de 2.300 miligramos puede prevenir los riesgos para la salud de una dieta alta en sal”. El CDC también se muestra contundente: “La ciencia es clara: la reducción de la sal disminuye la presión arterial y la presión arterial alta es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardiovascular”.

 

Está claro que se necesita más investigación para determinar la ingesta de sal exacta más beneficiosa para nuestro organismo. Por lo que, por el momento, seguir las pautas dietéticas actuales sobre consumo de sal parece ser la mejor manera de reducir los riesgos para la salud.

 

Etiquetas: beneficios de los alimentosdietasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS