Consumir cocaína triplica el riesgo de infarto

Un estudio desarrollado por la Universidad de Sevilla y el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla (España) ha concluido que las personas que consumen cocaína tienen hasta tres veces más de posibilidades de sufrir un infarto que las personas que no toman esta sustancia.

 

Los investigadores analizaron los datos clínicos de 5.475.325 pacientes mayores de 18 años, que habían sido ingresados entre 2008 y 2010. De todas las personas ingresadas, 24.126 pacientes tenían dependencia o abusaban de la cocaína y sumaban un total de 79.076 casos de infarto agudo de miocardio, lo que representa más del triple de infartos por paciente.

 

Concretamente, según las conclusiones del trabajo, la franja de edad de 35 y 44 años tiene el doble de riesgo de sufrir un infarto que entre las personas que no consumen esta droga; en la franja de edad de 45 a 54 años, el riesgo se triplica y en la de 55 a 64 años se quintuplica.

 

"Tras el consumo prolongado de cocaína pueden sufrirse muchos trastornos agudos y aparecer lesiones crónicas, incluyendo cardiopatías tóxicas, que empeoran el pronóstico de estos pacientes”, afirma Miguel Gili Miner, líder del estudio.

 

El estudio, que ha sido publicado en la Revista Española de Cardiología (REC), explica que la cocaína estimula el sistema nervioso simpático aumentando su sensibilidad a la noradrenalina e incrementando así la concentración de adrenalina hasta 5 veces más que los niveles normales, favoreciendo, entre otras cosas, la trombosis coronaria y favoreciendo la agregación de plaquetas.

 

Etiquetas: cocaínadrogassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS