Consecuencias de un accidente nuclear sobre la salud

El accidente nuclear de Chernóbil en Ucrania, junto con el de Fukushima en Japón, se encuentran en la cúspide de gravedad.

El 26 de abril de 1986, día del accidente nuclear de Chernóbil, está marcado -junto con el de Fukushima- como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares y uno de los mayores desastres medioambientales de la historia de la humanidad.

 

Repasamos las secuelas sobre la salud tras un accidente nuclear como el ocurrido en Chernóbil que a causa de un error humano que produjo que fragmentos de grafito con plutonio saliesen despedidos a más de un kilómetro de altura, dejó unos 4.000 muertos por cáncer y varios miles de fallecimientos con el paso del tiempo:

 

 

Cáncer

 

Muchos datos se perdieron por el caos de la región pero e la principal causa sobre la salud, sin duda, es el cáncer. La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer concluyó que entre 6.700 y 38.000 muertes por cáncer son achacables a Chernóbil. El cáncer más frecuente fue el de tiroides. Los casos de leucemia provocada por la radiación recibida también se duplicaron entre esta población.

 

Cataratas

 

La Organización Mundial de la Salud también evidenció un aumento de cataratas entre los más afectados, ya que los ojos son extremadamente sensibles a la radiación.

 

Más enfermedades

 

Las enfermedades, en general, superaban porcentajes por encima de lo normal debido al debilitamiento del sistema inmunológico del organismo causado por la radiación.

 

Efectos psicosociales

 

Múltiples alteraciones para la salud aparte de las citadas, como ansiedad, depresiones y otros efectos psicosomáticos.

 

El reactor dañado en Chernóbil permanecerá radiactivo como mínimo los próximos 100.000 años y la marca genética del desastre perdurará aún en varias generaciones.

 

Etiquetas: ChernobilFukushimaenergía nuclearsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS