Cómo minimizar el riesgo de queratitis

La queratitis es una inflamación que afecta a la córnea y que produce un intenso dolor en los ojos, enrojecimiento, lagrimeo, fotofobia. Aunque tiene mútiples causas, entre las que se encuentran la infección por virus del herpes simple, los usuarios de lentes de contacto o lentillas representan el mayor porcentaje de riesgo de queratitis.

 

Según el CDC (Centro de Control de Enfermedades) esta inflamación de la córnea puede conducir en última instancia a úlceras que pueden provocar una disminución parcial o total de la visión. Así, teniendo en cuenta que la queratitis nos puede llevar a la ceguera, el CDC recomienda seguir una serie de consejos para mantener la salud de nuestros ojos en el caso del empleo de lentillas o lentes de contacto:

 

- Lavarse las manos con agua y jabón y secarlas bien antes de tocar las lentes de contacto.


- Enjuagar las lentes de contacto en solución desinfectante cada vez que son retiradas.


- Utilizar únicamente la solución de lentes de contacto recomendada por un proveedor de confianza y no otras por ser más económicas.


- Nunca recargar la solución. Nunca mezcles solución fresca con una solución usada.


- Nunca utilices agua o saliva para limpiar las lentes de contacto y jamás las almacenes en agua.


- No duermas con las lentillas.


- Mantén el agua lejos de las lentes de contacto. Debes quitártelas antes de ducharte, nadar o usar una bañera de hidromasaje.


- Visita tu óptica por lo menos una vez al año para comprobar que todo sigue en orden.


- Si experimentas dolor, malestar, enrojecimiento en el ojo o visión borrosa, quítate las lentillas de inmediato y acude a tu médico.


- Es aconsejable llevar un par de gafas encima por si fuese necesario retirar las lentillas.

 

Etiquetas: ojossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS