Cuatro efectos beneficiosos de la L-carnitina

La L-carnitina es un compuesto orgánico natural sintetizado por el organismo en el hígado, los riñones y el cerebro que ha ganado popularidad entre los deportistas en los últimos años por su capacidad para quemar grasas. Pero no es su única ventaja para la salud.

Rejuvenece. Científicos de la Universidad de California en Berkeley (EE UU) demostraron que una combinación de L-carnitina y ácido lipoico (un antioxidante) aumenta los niveles de actividad, la disponibilidad de energía y la función cognitiva en ratas ancianas. En concreto, tras ingerir este suplemento los animales se volvieron dos veces más activos y mejoraron considerablemente su orientación, memoria y rendimiento cognitivo, igualando a los animales de mediana edad.

Contra la obesidad y la diabetes. Los suplementos de carnitina suministrados a animales obesos aumentan la capacidad de sus células de quemar energía y les ayudan a eliminar el exceso de glucosa en sangre, un síntoma propio de la diabetes y la prediabetes, tal y como se podía leer hace poco en un trabajo publicado en la revista Journal of Biological Chemistry.

Corazón sano. Consumir L-carnitina mejora significativamente la salud cardíaca en pacientes que han sufrido un ataque al corazón, tal y como se desprende de un trabajo publicado hace poco en Mayo Clinic Proceedings. Los resultados, basados en el análisis de ensayos controlados, asocian la L-carnitina con una reducción del 27% la mortalidad por todas las causas y una disminución muy significativa de las arritmias (65%) y las anginas de pecho después de un ataque al corazón.

Adiós a las estrías. Científicos de la Universidad de Sevilla  acaban de patentar el uso de la L-carnitina para el tratamiento de estrías y cicatrices. Según los investigadores, es la primera vez que se establecen las bases científicas para desarrollar un producto cosmético que reconstruya la rotura de la trama proteica de la dermis, causante de las estrías. Según María Rosa Jiménez-Castellano coautora del trabajo, las estrías son un desgarro de la dermis, generalmente producidas por rotura de las fibras de colágeno cuando no tienen la elasticidad suficiente para soportar una variación del volumen de los tejidos subyacentes. Las fibras estructurales y elásticas con claves en el mantenimiento de la estructura y elasticidad de la piel durante toda nuestra vida, y la L-carnitina las reconstruye.

Etiquetas: envejecimientoobesidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS