Ciertos azúcares reducen la toxicidad de las nanopartículas de plata usadas en medicina

En los últimos años se ha extendido el uso de la plata coloidal para tratar ciertas enfermedades, pero su ingesta está prohibida en algunos países como EE. UU., ya que puede resultar perjudicial para la salud.

 

Recientemente, un equipo de científicos del Instituto Max Planck en Alemania ha confirmado en un estudio que las nanopartículas de plata resultan claramente tóxicas cuando penetran en las células, pero que el número de radicales tóxicos que generan se puede reducir recubriéndolas con carbohidratos (azúcares).

 

Las sales de plata se han aplicado durante siglos como uso externo por sus propiedades antisépticas para el tratamiento de algunas dolencias y como desinfectantes de las superficies de materiales. En la actualidad, se emplean nanopartículas de plata para elaborar pócimas caseras para combatir infecciones y enfermedades como el cáncer y el sida, aunque a veces lo único que consiguen es producir argiria o piel azulada.

 

Las autoridades sanitarias de muchos países advierten de que no hay pruebas científicas que sustenten la eficacia terapéutica de la plata coloidal e incluso, como hemos dicho, ese producto está prohibido en Estados Unidos ya que muchos estudios corroboran su toxicidad a nivel celular. El elaborado por el Instituto Max Planck de Coloides e Interfases (Alemania), recientemente publicado en el Journal of Nanobiotechnology, coincide con la idea de que cuando las nanopartículas de plata entran en las células producen daños graves y que su toxicidad se debe básicamente al estrés oxidativo que originan.

 

En la investigación, el equipo ha analizado la actuación de distintos carbohidratos sobre la superficie de nanopartículas de plata (Ag-NP) de unos 50 nanómetros, que se han introducido en cultivos de hepatocitos y células tumorales del sistema nervioso de ratones. Los resultados revelan que los efectos tóxicos de las Ag-NP son mucho mayores si van recubiertas con glucosa en lugar de galactosa o manosa.

 

Aunque no se conocen todos los detalles sobre los complejos mecanismos toxicológicos, sí se sabe que las nanopartículas usan un mecanismo tipo caballo de Troya para burlar las defensas de la membrana y penetrar en el interior de la célula. Los datos constatan que los diferentes recubrimientos de carbohidratos modulan el impacto, lo cual resulta de gran interés para tratar de controlar su toxicidad o diseñar futuros tratamientos.

 

Las nanopartículas de plata no solo se emplean para elaborar remedios caseros. También se incorporan cada vez más en fármacos como las vacunas, y en prendas de ropa y trapos de limpieza.

Etiquetas: célulasmedicamentossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS