Así reacciona tu cerebro cuando escuchas a Elvis Presley

musica-emocion¿Por qué la voz de Elvis Presley cantando Love me Tender nos emociona hasta ponernos los vellos de punta? Un estudio realizado por un equipo de científicos estadounidenses con personas sanas y pacientes que sufren el síndrome de Williams -un raro trastorno genético causado por la pérdida de ADN en el cromosoma 7- revela que escuchar música hace que liberemos oxitocina y arginina vasopresina, dos hormonas vinculadas a las emociones. El estudio, publicado en la revista PLoS One, identifica genes que controlan la respuesta emocional y ayudará a tratar la enfermedad.

Los pacientes afectados por el síndrome de Williams, además de sufrir retraso mental, problemas cardiovasculares y dificultad para establecer relaciones sociales, muestran una gran afinidad por la música. Julie R. Korenber, de la Universidad de Utah, decidió estudiar cómo reaccionaban a la música en comparación con personas sanas. Así comprobó que, antes de que la música sonara, las personas afectadas por el síndrome tenían tres veces más niveles de oxitocina. Sin embargo, trasescuchar la melodía solo se produjeton cambios en los niveles hormonales entre las personas sanas, que liberaron grandes cantidades de oxitocina y arginina vasopresina (AVP) al torrente sanguíneo. Cuando se les sometía a un estrés negativo, como introducir las manos en agua caliente, los análisis de sangre en sujetos sanos mostraban también un aumento de ambas hormonas, algo que tampoco sucedía en los afectados por el síndrome de Williams. Así, los investigadores llegaron a la conclusión de que los problemas en la regulación de estas hormonas están directamente implicados en los síntomas de la enfermedad y reducen la capacidad de interacción social.

Por otro lado, los resultados del trabajo muestran que los genes ausentes en los afectados por el síndrome de Williams afectan a la liberación de ambas hormonas en el hipotálamo -área del cerebro que regula el apetito, el estado de ánimo, el deseo sexual, el sueño, el hambre y la sed- y la glándula pituitaria -implicada en la secreción de diversas hormonas-. "La ausencia de estos genes nos hace un poco menos humanos", aseguran Korenber y sus colegas.

 

Etiquetas: emocionesmúsicaneurocienciaoxitocina

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS