Así dañas tus dedos cuando abusas de los videojuegos

Aunque no son deportes de riesgo, o eso dicen, cada vez son más frecuentes los casos de lesiones debido al abuso de videojuegos o smartphones…

Cuando jugamos a un videojuego durante muchas horas seguidas obligamos a nuestros dedos, especialmente al pulgar, a realizar movimientos repetitivos que pueden acabar dañando nuestros tendones y articulaciones.

Según indica Carlos Freire, miembro de Saluspot y fisioterapeuta y osteópata en FISIOREQ, hay tres patologías muy frecuentes que se producen por el abuso de los videojuegos. La primera de ellas sería una hipermovilidad de toda la columna articular del pulgar, generalmente en la misma dirección de movimiento. En los casos muy extremos, el afectado podría llegar a desarrollar artrosis en el dedo. Los tendones también se pueden ver afectados por el abuso de los videojuegos, así como de los smartphones e incluso el ratón del ordenador: “la fricción contínua y repetitiva puede provocar una tendinopatía de la musculatura extensora del 1º dedo,  también llamada tenosinovitis de Quervain”, nos indica el experto. Una posible tercera patología sería la presencia de un “dedo en resorte”, que se debe a un engrosamiento por fibrosis de la vaina del tendón del flexor del primer dedo a su paso por la polea que lo contiene.

Todas estas afecciones tienen cura: la mayoría de veces basta un tratamiento con antiinflamatorios, reposo y algunas sesiones de fisioterapia, pero en los casos más extremos puede llegar a ser necesaria la cirugía. Por eso, como siempre, lo más importante es la prevención: no abuses de los videojuegos y, si estás muy enganchado, intenta al menos darte un descanso cada hora. Tus articulaciones te lo agradecerán.

Etiquetas: saludvideojuegos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS