Así comenzó la propagación del VIH

Un nuevo estudio publicado en Nature desmiente la supuesta identidad del llamado “paciente cero” y sitúa el origen de la difusión del VIH en Nueva York.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona (EE.UU.) y de Cambridge (Reino Unido) ha logrado reconstruir los orígenes de la pandemia del sida gracias a una nueva y revolucionaria técnica. Sus resultados indican que el VIH-1, causante de la mayoría de infecciones por el virus del sida en el mundo, saltó desde el Caribe a la ciudad de Nueva York alrededor en 1970 aproximadamente, provocando posteriormente la pandemia.

 

El nuevo estudio ha empleado un nuevo sistema que permite analizar el material genético de muestras de suero de pacientes con VIH tomadas antes de que se conociera la enfermedad del sida; esto es, material genético de muestras de tejido de más de 40 años de edad. Además, el supuesto “paciente cero”, Gaetan Dugas, ha dejado de serlo tras esta investigación, ya que el análisis del genoma completo de este hombre indica que no hay pruebas biológicas ni históricas para creer que él desencadenara la epidemia en Norteamérica.

 

Los análisis filogenéticos evidencian que el salto del virus a Estados Unidos tuvo lugar en 1970, concretamente en Nueva York, lo que sugiere que desde aquí partió el VIH a San Francisco y, posiblemente a otros lugares de California, lugar en el que los pacientes de sida fueron reconocidos por primera vez en 1981.

 

El método empleado en la investigación aporta una visión sin precedentes de los orígenes de la epidemia en América del Norte, lo que ayudará a comprender de qué manera se mueven los patógenos a través de las poblaciones y a diseñar estrategias mucho más eficaces contra ellos.

 

Ser capaz de mirar hacia atrás en el tiempo y reconstruir la pandemia del VIH es alentador. Ahora podemos ver un futuro en el que, incluso aunque el virus no se elimine por completo, podría frenarse cualquier nueva transmisión en grandes áreas del mundo”, explica Michael Worobey, líder del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Etiquetas: enfermedadessaludsidavihvirus

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS