A tu corazón, dale pescado

A tu corazón, dale pescadoA la hora de sentarse a la mesa, los cardiólogos recomiendan imitar a los japoneses e incorporar a nuestra dieta habitual pescados como el atún, la sardina o el salmón.

Hace algunos años, los científicos se dieron cuenta de que las muertes por problemas cardíacos y ateroesclerosis -el engrosamiento de las paredes de los vasos sanguíneos- eran muy bajas en Japón en comparación con el resto del mundo. El médico nipón Akira Sekikawa decidió averiguar por qué, y acaba de llegar a la conclusión de que es el resultado de toda una vida consumiendo pescado a diario.

De hecho, según revela su último estudio, publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology (JACC), gracias a estos hábitos alimenticios los japoneses varones que viven en su país natal tienen el doble de ácidos grasos omega-3 en sangre que los japoneses instalados en Estados Unidos. "Eso descarta una predisposición genética", asegura el doctor Sekikawa. Además, los habitantes de Japón también sufren menos problemas de colesterol. "Comer habitualmente pescado es la clave para mantener un corazón sano", concluye.

Continúa leyendo

COMENTARIOS